Creatividad

Los alumnos son creativos de por sí y cuentan con una imaginación desbordante pero no tienen mucha oportunidad de utilizar esa capacidad en el aula. Con este proyecto queremos crear un espacio donde utilizar y fomentar esa creatividad. Además, los alumnos van a poder dirigir su aprendizaje a lo que se sienten motivados y capacitados para aprender.

Todo esto nos va a obligar a ser flexibles, ya que vamos a tener a alumnos realizando distintas actividades entre sí. Son numerosos los imprevistos que ello provoca pero favorece la espontaneidad, la capacidad de adaptación y respuesta, y la confianza en uno mismo.

Otro aspecto importante que vamos a trabajar en nuestro proyecto es el trabajo en equipo. Debido a la naturaleza de las tareas planteadas y a la necesidad de contar con un kit de robótica para desarrollar las mismas, las tareas se van a realizar en grupo, lo que necesariamente fomenta el trabajo en equipo. 

Si de por sí, el trabajo en equipo es una cualidad digna de ser trabajada, durante el desarrollo del proyecto nos hemos encontrado con otra ventaja no menos importante. En todos los grupos hay alumnos con diferentes capacidades y niveles pero, dadas las naturalezas de las actividades, todos los alumnos van a tener oportunidad de aportar sus capacidades y talentos, lo que retroalimenta la creatividad.

Por último, estas situaciones en las que la creatividad es fomentada y premiada, y en las que los resultados dependen de un equipo, van a hacer que la autoestima de los alumnos se vea reforzada.

Como podemos ver fácilmente, tener un espacio donde los alumnos tengan la oportunidad de aprender de una manera menos formal va a tener repercusiones positivas en la educación formal.